Acerca de

David.
Poesía, libros, citas, lecturas, realidades, fantasías,
divagaciones, pasiones, obsesiones, tedios,
humo de cigarros, fotografía y mucha poesía...
Blanco, negro, gris.
Estudiante de Psicología.
Vil.

Lauren Bacall in The Big Sleep, 1946

Instrucciones para embriagarse (ejercicio)

Teniendo en la cuenta aquellas diversas circunstancias que podrían motivar una ebriedad encontramos causantes que van desde una aflicción hasta una hilaridad en cualquiera de sus dimensiones, o bien, por el hartazgo recurrente que proviene de la cotidianidad sofocante.

En primer lugar, de manera potestativa, usted deberá plantear en qué categoría anteriormente mencionada encuentra su motivación. De esta forma, teniendo ya posesión de los pretextos subjetivos, no es excesivo plantear el tipo de ebriedad apropiada, en la que es necesario descartar extremos indeseados tales como la sobriedad inapetente y la borrachera que suscita el desfallecimiento.

Para los casos en los que se busque una ebriedad conjunta con otros individuos procure fijar su atención en el catálogo de ebrios que usted no desearía frecuentar con el fin de evitar caer en conductas de forma accidental que contengan llanto desorbitado, muestras de cariño extemporáneas con presencia de espectadores o ausencias reiteradas constituidas por una necesidad imperiosa evacuatoria, entre otras.

Si usted busca una ebriedad reservada en vez de una conjunta puede hacer caso omiso de la última sección y aislarse en su lugar predilecto.

Es posible que el muestrario de consumibles genere una disyuntiva inminente, por tanto enfoque su escogencia priorizando la accesibilidad y el placer intrínseco.

Contrariedad diluida: Sobriedad.
Factible contrariedad contigua: Resaca.

Vil.

(Fuente: cigarrillosdelhartazgo)

The “Seven Mirrors” cafe.

Sergio Larrain

(Fuente: cigarrillosdelhartazgo)